En el mundo de los diseñadores, es muy común tener como broma lo de “pesadila? pesadilla es que te manden un logo en word“. Es cierto que una persona que no es diseñadora, no tiene por que saber sobre esto, por eso nos contrata. Así que en este tema, tengo varias cosas que decir.

¿Por qué enviar una imagen en un Word?

Diseñadores: Si, lo sé… No tiene lógica. Se tarda más tiempo en abrir microsoft word > nuevo documento > insertar imagen que en directamente compartir la imagen por correo, wetransfer o dropbox. Es cierto que con apps como whatsapp cada vez se hace esto menos a menudo, pero tampoco es que sea una buena solución. Nosotros, como diseñadores y más aún como profesionales, tenemos que entender que si una persona nos contrata es precisamente porque no sabe sobre esto. A veces es tan sencillo como explicarle por que necesitamos imágenes en mejores resoluciones.

Clientes: El secreto de un buen resultado en un proceso de diseño no tiene un único punto de partida. Es una combinación entre la idea, su ejecución y la calidad de sus “ingredientes”, como puede ocurrir en casi cualquier ámbito. Por ello, si un proyecto requiere el uso de imágenes, ya sean vectoriales como un logotipo o de mapa de bits como una fotografía, necesitamos tener la mejor calidad posible, porque esto repercutirá en el resultado final. Microsoft Word es un editor de texto, por lo que usarlo como soporte para alojar imágenes (vectoriales nada de nada) es contraproducente ya que la imagen pierde calidad, tu pierdes tiempo (tratando de insertarla), nosotros perdemos tiempo (tratando de obtenerla con la menor perdida de calidad) y el resultado va a ser peor de lo que todos esperábamos.

Truco: extraer las imágenes de un Word a la mejor calidad.

Por fín una solución con resultados satisfactorios para este tipo de embolados (siempre y cuando la imagen tenga una calidad digna). Guardar el documento como página web.

1. Abre el documento de texto que contiene las imágenes.
2. Ve al menú y busca la opción de “Guardar Como”
3. En las opciones disponibles en “Otros formatos” selecciona “Página Web (htm, html)”
4. De esta manera se crean el archivo html y una carpeta con todos los elementos de la supuesta página web, entre los que estarán tus imágenes.

Como puedes ver, el proceso es bastante sencillo, no obstante, sigue siendo recomendable no usar estos métodos. Esto es una “solución” para salir del apuro, pero lo mejor sigue siendo tener imágenes en calidad alta y compartirlas usando vías como wetransfer, dropbox, google drive, mega, ftp, y un largo etcétera…

Lo mejor, es llegar a acuerdos entre el profesional (diseño web, gráfico, interiores) y el cliente. Ejemplo: Las imágenes serán compartidas en archivos separados en formato .png (por ejemplo) en tamaños superiores a 960px de ancho por 600px de alto, a traves de la carpeta de Google Drive llamada “Proyecto de Turno – Imágenes para la Web”.

imagen_horizontal_post_web_logos

Un poco más de información

Si las imágenes están borrosas, no son de suficiente calidad, o no te convencen por cualquier otro motivo, es una buena opción derivarlo a bancos de imágenes donde pueda buscar imágenes que os convenzan a ambos. Como hemos comentado más arriba, el uso de la imagen es fundamental en los trabajos de diseño a día de hoy, por ejemplo, para diseño web puede optimizar mucho nuestro tiempo de estancia en página o e influir en la navegación del usuario.

Tienes miles de bancos de imágenes de todo tipo (baratos, caros, gratis) donde poder explorar. A mi, personalmente, me gusta mucho Pixabay como opción gratuita, con imágenes de gran calidad para proyectos medianos y pequeños.

Si quieres ver algo chulo haz click aqui, en este super enlace, mega largo pero super épico.